Cerrar

Email | 91 633 32 5191 633 32 51

Cambrija
NOTICIAS >

CONSEJOS PARA PREPARAR LA CASA ANTES DE PONERLA EN VENTA


Compartir en Whatsapp


CONSEJOS PARA PREPARAR LA CASA ANTES DE PONERLA EN VENTA



 

Una vez has decidido vender, tienes que preparar la casa para la venta, es decir, acondicionarla y ponerla a punto para que resulte lo más atractiva posible a las visitasLa primera impresión es muy importante, de ella sacarán una sensación que puede ser buena, o por el contrario mala, y no habrá segunda oportunidad. Preparar la casa para cada visita y para hacer un reportaje fotográfico es imprescindible.

LA IMPORTANCIA DE LAS FOTOGRAFIAS. Para concertar visitas, antes deberás seducir a los clientes, y en ese sentido, las imágenes juegan un papel determinante.

Una mano de pintura. Una casa recién pintada siempre da la sensación de ser mucho más nueva de lo que realmente es. Por este motivo, una mano de pintura podría ser una pequeña inversiónque nos ayude, no solo a conseguir una venta más rápida, sino también una venta por un importe mayor. Hazlo en tonos claros, aportan luminosidad y percepción de espacio. Aprovecha que vas a pintar para liberar las paredes que estén sobrecargadas de cuadros o fotos.

Puesta a punto. Ha llegado el momento de ponernos manos a la obra con todos esos repasos que llevamos posponiendo durante tanto tiempo: persianas rotas, puertas que no cierran, tuberias atascadas, toalleros descolgados... todo debe estar a punto para tus visitas. Cambia elementos antiguos como apliques, pomos, grifos... Quitan categoria a tu vivienda.

Orden y simetría, el patron a seguir. Si hay algo capaz de seducir como nada al ojo humano es el orden y la simetría que exista entre los elementos de un mismo espacio. Esto se debe a que nuestro cerebro tiene aficion por crear figuras, cuando la realidad (o los objetos que haya en ella) la ayuda a crearlas, inconscientemente sentimos cierta satisfacción.

Di no a los espacios vacíos. El mobiliario es un aspecto mucho más importante de lo que parece. No nos referimos a su papel funcional, sino que a nivel estético, pueden mejorar radicalmente el aspecto de una habitación. Las habitaciones vacías no son atractivas para los potenciales compradores, y con solo tres o cuatro elementos, podrás darle a un espacio desocupado un toque muy especial, como convertir un cuarto deshabitado en un despacho o sala de estar, pero nunca, bajo ningún concepto hacer de él, un trastero. Haz que el mobiliario cumpla una misión en cada estancia de la casa.

No sobrecargues las habitaciones. Te acabamos de decir que ocupes los espacios vacíos, pero eso no quiere decir que los abarrotes, usa solo los muebles necesarios. Ante todo, es importante que las habitaciones transmitan una sensación diáfana y espaciosa.

Retira cualquier elemento personal. Sobre todo objetos como cuadros o marcos con fotos, objetos de decoración de criterio personal (como jarrones, figuras, souvenirs, etc.) o prendas de vestir. En el caso de que la ropa esté dentro de los armarios, tenla ordenada por colores y tipología, y le darás al mueble una sensación de gran funcionalidad.

Quita cualquier referencia ideológica: posters de grupos o películas, marcos de fotos, signos políticos o religiosos, objetos relacionados con equipos deportivos, etc.

Terraza o Jardin. Deben estar cuidados y en perfecto estado. A veces es la primera o la ultima impresión que se lleva el posible comprador de la casa, y queremos que sea buena. Asegúrate de que las plantas estén arregladas, además de dar sensación de cuidado, dan mucha vida al hogar. Si el jardín no está cuidado, simplemente limpialo y deja la tierra libre de hierbajos, con la tierra rastrillada, lista para plantar.

Antes de realizar una visita hay que hacer una limpieza a fondo de la casa y revisar que todas las habitaciones estén impolutas.

Ten especial cuidado con el cuarto de baño y la cocina. Ambos sitios deben brillar por su limpieza. Limpiar bien los azulejos, quitar señales de humedad o moho en las juntas, colocar toallas nuevas, quitar todos los utensilios a la vista en la cocina y dejarla despejada.

No dejes nada por el medio y ventila bien antes de que lleguen los compradores. Si la casa desprende olores la mayoría de visitas perderán el interés al instante, una buena idea, ¡ haz café o un bizcocho ! Su aroma está estrechamente relacionado con la sensación de hogar que puede transmitir una vivienda.

Si es verano y hay aire acondicionado, enciéndelo media hora antes de la visita y en invierno hay que hacer lo mismo con la calefacción. El objetivo es que el potencial comprador se encuentre con una temperatura muy agradable.

LA VISITA es el momento más importante en el proceso de compraventa de una vivienda.

No hay que olvidar que comprar una casa es algo muy emocional y que el posible comprador decide si le interesa o no en el primer minuto de la visita. Por tanto, no infravalores el estado "visual" de la vivienda.

Cuando un comprador hace la visita de una casa, debemos conseguir que se imagine viviendo en ella,  es mejor enseñarla lo más "neutra" y despersonalizada posible.

 Recibidor. La primera imagen dentro de la vivienda. La entrada debe estar despejada, sin abrigos colgando o zapatos a la vista.

 Salón. Vamos a darle la máxima amplitud, despeja todos los elementos posibles (juguetes, mantas, ropa…), intenta que queden el mínimo de muebles, las cortinas preferentemente deben de ser claras y transparentes, que dejen entrar la luz natural. Todo debe estar recogido y con pocos objetos sobre los muebles, sin exceso de cuadros en las paredes y lo más impersonal posible. Si el sofá es viejo se debe cubrir con unas fundas nuevas de un color neutro.

Dormitorios. En las habitaciones lo mismo, mínimos muebles y retirar todos los objetos que se puedan. Muchas veces aconsejamos guardarlos en cajas y estas en los trasteros o armarios, al menos durante las visitas. Las camas siempre bien hechas, otra vez la importancia de colchas o edredones en colores claros y neutros, acompañados de cojines, cuadros y lámparas discretas.  Debemos retirar todos los objetos personales (juguetes, posters, fotografías…), las cortinas que permitan pasar la luz y en colores claros y neutros. Los armarios deben estar perfectamente organizados, la ropa doblada, los zapatos recogidos en cajas y la ropa de fuera de temporada guardada y preparada para la mudanza.

 Cocina. La cocina debe estar absolutamente impecable. La vajilla lavada y recogida, los paños limpios, la encimera sin objetos o electrodomésticos excepto algún detalle o planta, la sensación ha de ser como las cocinas de las revistas. Retira jabones, esponjas, licuadoras, papeles e imanes de la nevera y  todos los elementos que tengas sobre la encimera. La basura también ha de retirarse antes de la llegada de unos clientes, aún en el caso de no tener la bolsa llena. 

 Baños. Los baños deben de brillar, como si de nuevos se trataran. Las toallas bien plegadas y haciendo juego entre ellas y con los azulejos. El espejo reluciente y la iluminación abundante, en esta estancia es fundamental que huela a brisa marina o a flores frescas (se puede conseguir con ambientadores o con un ramo de flores naturales).

Eliminar todos los elementos del mueble lavamanos, sobretodo el exceso de botes de jabones, cremas, cepillos de dientes, cuchillas, etc…

No está de más introducir detalles en algún rincón, como la bañera,  unas velas o una planta que aporten calidez y sensación acogedora a la estancia.

 Ilumina la vivienda. Los espacios oscuros espantan a los compradores, así que abre las ventanas de par en par, nada mejor que la luz solar para ofrecer la mejor cara de tu vivienda.

No siempre es posible enseñar la casa con luz natural, ya sea porque no le llega o porque no es el momento del día adecuado. Por esa razón, todas las bombillas deben funcionar a la perfección, las lámparas deben estar limpias y debe poder verse claramente cualquier rincón de la casa.

Confía en el profesional inmobiliario. Nuestra recomendación es dejar al agente que atienda por si mismo la visita. Cuantas menos personas estén presentes mejor, así el comprador se sentirá libre de mirar y opinar. Cuando el agente esté enseñando tu vivienda, baja el volumen o apaga radios y televisores. Puedes poner música ambiental muy suave que aporte sensación de relax.

Si quieres estar presente durante la visita, es mejor que lo hagas como simple espectador. El agente comercial sabe lo que busca el cliente y resaltará las mejores cualidades de tu casa. No sigas a la comitiva por detrás. Sé cortés y amable, pero no intentes forzar una conversación con los clientes. En caso de existir preguntas o dudas, el agente comercial te solicitará la información.

El agente será quién hable del precio, plazos y otros factores con el cliente. 

Las mascotas, mejor fuera de la propiedad. Sabemos que tu perro, gato o hámster es uno mas de la familia, pero cabe la posibilidad de que al futuro propietario de la vivienda no le gusten los animales, les tenga miedo o sea alérgico a ellos.

Por último prepara rincones que inviten al relax y sosiego. Por ejemplo, coloca un bol de frutas en la mesa del salón, jarrones con flores frescas, colocar un servicio de té junto a unos elegantes libros sobre la mesa del salón… son detalles que te costarán muy poco y distinguirán a la propiedad en el recuerdo del visitante.

En resumen, se trata de hacer un Home Staging “puesta en escena” de tu vivienda, el secreto mejor guardado de las inmobiliarias de obra nueva, “la vivienda piloto”.

 

QUIERE COMPRAR                        O                        QUIERE VENDER





Compartir en Whatsapp

Conclusión

Le ofrecemos una atención personalizada
para ayudarle a encontrar la mejor solución


CONTÁCTENOS

Email
Información General: 91 416 93 95 91 416 93 95
Información Comercial: 91 633 32 51 91 633 32 51



Email



Desarrollado por: www.comunica-web.com